ORGULLO BARROCO

Hoy 7 de diciembre es el Día del #OrgulloBarroco, y desde Los Madriles queremos sumarnos a esta celebración.  Hemos pensado en alguno de los elementos más barrocos que hay en la Provincia de Madrid y quizás menos conocido, es el transparente de la Cartuja del Paular.

Todos lo asociamos el Barroco a los excesos visuales, y en épocas de minimalismos siempre ha sido denostado. Sin embargo, es uno de los estilos que más quiere interactuar con el espectador. Busca atraer la mirada desde el conjunto a los pequeños detalles, que hagan que te quieras acercar para verlos mejor, o por el contrario alejar, y moverte de un ángulo a otro.  Juega con la luz y con la sombra, con el volumen, y sobre todo con la sorpresa. Se concibe todo como de un escenario se tratara.

Esto lo podéis descubrir en el Transparente de la Cartuja del Paular. Los cartujos suelen construir una capilla detrás del presbiterio para el Sagrario, al que se accede a través de dos pequeñas puertas laterales. En el s. XVII se transforma en este gran ejemplo de Bel Composto barroco, es decir, en esta unión de todas las artes, arquitectura, escultura y pintura. Las columnas de mármol rosa acaban en capiteles dorados, ascienden el arco donde emergen pequeñas esculturas florales. Una pequeña cancela calada roja y dorada nos deja entrever el tabernáculo, también de mármol rosa, con columnas salomónicas blancas y esculturas de Apóstoles, evangelistas, alegorías de las Virtudes y  ángeles dorados.  Todo se convierte en un espectáculo de luz y de sombra, de vacío y de formas plenas. Esta gran obra del cordobés Francisco de Hurtado decorada en los muros con frescos de Antonio Palomino, bien merece una visita. Lo único echaremos en falta es la custodia barroca de plata que ocupaba el centro del tabernáculo, que desagraciadamente desapareció durante la guerra de la Independencia.

Transparente de la Cartuja de Rascafría

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba