BEATRIZ CRISTÓBAL

Guía oficial de turismo

¡Hola! 

Me llamo Beatriz, pero para vosotros soy Bea. Trabajo como guía local en Madrid y sus alrededores desde 2015, aunque mi pasión por esta ciudad, el arte y la historia viene desde mucho más atrás. Realmente creo… que desde siempre. Era tan pequeña la primera vez que entré en el Museo del Prado que ni siquiera lo recuerdo, es como si hubiera sido una segunda casa. Leía todos los libros de Historia caían en mis manos, incluso antes de tener que estudiarla en el colegio. De manera, que cuando tuve que decidir a que dedicarme lo tuve claro. Hice la carrera de Historia del Arte en la Universidad Complutense y posteriormente entré en la Escuela Oficial de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid. Tras trabajar unos años en el mundo de la Restauración, cambie hacia los museos.

Después de hacer unos cursos de postgraduado en Museología y museografía en la Universidad de Alcalá de Henares, empecé con algunos trabajos cara al público en el Museo Thyssen Bornemizsa y en el Museo del Prado. Finalmente, me decidí a trabajar como guía en la Sala de Arte de la Colección del Banco Santander. Ahí descubrí que me encantaba transmitir todos esos conocimientos que había ido adquiriendo durante años. Desde el valor de unas antiguas monedas griegas hasta obras de Tapiès, y que había conseguido traspasar la barrera que me suponía hablar en público. Ya en 2015 obtuve mi acreditación como Guía Oficial, primero en la Comunitat Valenciana, después en Andalucía y por último en Madrid, donde trabajo habitualmente. 

Siempre he sentido curiosidad por los idiomas, desde pequeña aprendí el inglés, y ya de adulta continúe con el francés y el italiano. Siento debilidad por viajar, que además me sirve para practicar los idiomas que hablo e irlos perfeccionando.

Una de las cosas que me apasiona de mi trabajo es lo variado que es, un día puedo recorrer las calles de Toledo, Segovia o Ávila, y al día siguiente hablar de Velázquez en el Prado o de Picasso en el Reina Sofía, para después cruzar las puertas del Palacio Real y sentir el paso de la historia por sus salas. Cuando estoy explicando disfruto viendo vuestras caras, viendo como poco a poco a medida que hablo vuestra mirada viaja conmigo en el tiempo y surge ese brillo en vuestros ojos que me dice que os he trasmitido mi pasión. 

Os espero y juntos podemos descubrir Los Madriles.

Responsible Tourism
Scroll hacia arriba